2/02/2007

no estaba muerto, andaba de parranda

durante mucho tiempo, la gente se moría sin hacer mucho ruido: infarto, tuberculosis, infección masiva, cáncer, derrame cerebral, etc. pero ahora, si uno se quiere morir en serio, si quiere trascender, si pretende algo más que un réquiem berreta y unos pocos llantos, sepa usted que debe morir después de una fiesta sexual.

y si uno termina con una damajuana de vino metida en el orto, un consolador en la oreja, una cinta de cuero acogotando los huevos, seis litros de semen desparramados por el ambiente y una tanguita rosa estrangulándolo, esa muerte es top, atractiva, mostrable. su familia jamás la olvidará. y los periodistas tampoco. ni hablar si uno antes de morir tuvo el buen tino de convertirse en profesional y, además, comprar una casa en un country: se convertirá en la persona más famosa del barrio.

todos tendrán algo que decir, sacarán conclusiones, emitirán juicios, testificarán. jueces y fiscales aparecerán ante las cámaras: autopsias, análisis, exhumaciones, contrapruebas. se hablará velada y abiertamente de pijas, de conchas, de posiciones, de juegos sexuales, de drogas. morir así, mis amigos, es todo lo contrario a desaparecer.

imaginen nada más: uno se murió y lo enterraron... y después lo desentierran pa volver a mirarlo. la mierda: eso sí que es ser importante. flor de cadáver el mío. ahhh, morir así da gusto. imaginate nomás morirte ahogado y que te coman los pescados. o con el cuerpo destruido en un accidente de tránsito múltiple: un idiota más entre todos los idiotas que murieron por un mogólico conductor imprudente.

no mi viejo, yo prefiero ser un cadáver salidor, reaparecedor, qué se yo, cómo decirlo, yo prefiero ser un cadáver con vida.

...

-¿no ves que están vivos? ¡son hermosísimos!
me dice nico mientras toca con placer un gusano de mosca.
mi estómago revuelto no comparte el éxtasis de nico,
pero él saca ventaja: tiene cuatro años.

...

un día
mi tía
bailará
saltará
amará
y la amarán

...

los cuerpos calientes
dejaron la marca sobre las baldosas frescas
las risas rieron
y hasta la noche disfrutaba

...

un vecino encantador

hay gente que solamente verla hace mal. así es mi vecino. lo veo desde mi ventana y me quiero esconder, no quiero que me vea, pero no por miedo, o por ocultarme, es una repulsa natural, un asco innato, una aprensión total. prefiero que ni me vea.

pero me temo que no es tan natural: el tipo es un asco. yo lo percibo desde pendejo, cuando éramos amigos con el hijo. parece nomás que hay amistades eternas y otras perecederas. con este pibe fue perecedera.

el viejo hijo de puta lo llamaba con un silbato y el pibe tenía que obeceder. un milico de mierda quizás sin ni siquiera ser un milico. o quien te dice... jamás lo ví trabajar, pero no quiero especular, digamos que para mi gusto el tipo es tan despreciable que considero un castigo natural, merecido, que su mujer se haya vuelto más loca que una cabra y camine por el patio hablando sola y diciendo cosas de cuando era niña o peleando contra sí misma en cataratas de preguntas, acusaciones, respuestas, lamentos.

el viejo hijo de puta cuida su jardín maniáticamente y no se vuelve loco, el viejo choto vuelve locos a los demás. el hijo también parece estar bastante de la cabeza pero inofensivo, o por lo menos, se contiene.

el viejo choto antes tenía un padre viejo y torcido, que había llegado al estadio mono en la carrera de involución que es la humanidad y se hacía la paja en el jardín mientras miraba y perseguía con la manos a su nuera cuando pasaba caminando cerca.
entonces venía el viejo hijodeputa, o sea el hijo del hombre mono, y agarraba a su padremono y lo encerraba en un cuartito del fondo. el mono gritaba y se lamentaba un rato hasta que se hacía silencio.

después el abuelo mono desapareció. quizás se murió, o quizás se lo comió el viejo hijo de puta que bien podría ser un canibal. estoy casi seguro que mata gatos y se los come.

nuestro trato en toda la vida se reduce a un par de intercambios del estilo:
-habría que cortar el árbol porque me rompe la antena, con alguna respuesta del estilo:
-también se podría cambiar la antena de lugar.
pero nunca llegó a mayores, como con otro vecino que una vez lo cagó a trompadas. nunca supe el motivo, pero siempre supe que se lo tenía merecido. lo que siempre lamenté fue no haberlo presenciado.

una trasnoche con amigos hubo música y ladridos hasta tarde. hasta muy tarde. y el viejo choto se contuvo toda la noche, en el odio que puede acumular un viejo choto dando vueltas en la almohada sin poder dormir.

pero preparó su venganza: a las siete de la mañana me puso la radio am a full full. a full full full. algún maldito locutor bien dormido gritaba a todo pulmón a un metro de mi oreja. me desperté de un salto y tuve ganas de saltar a su casa y acogotarlo, pero frené en el instante crucial. me asomé por la ventana y le dije:
-¿no puede bajar la radio que estoy durmiendo?
el odio le afinaba la voz:
-y yo no pude dormir en toda la noche...
-uh, no me dí cuenta, me hubiese avisado.
-sí, sí, refunfuñó. apagó la radio y se fue para adentro.

este encanto es desde el jardín, jamás entré a la casa de al lado. pero un par de veces que estuve cerca cuando abrieron la puerta, la casa respiraba un aliento frío y mortecino.

sí, sin dudas, hay gente a la que solamente verla hace mal.

...

si seguimos así, el embole ya lo tenemos asegurado
¿se podrá asegurar la intensidad?

2 comentarios:

Dük Limba dijo...

Las relaciones humanas son increibles.
Cada ser humano es unico y encierra un enigma con respecto a su vida.
Todos somos diferentes y mucho tiene que ver nuestra infancia, porque esos gusanos de mosca que no nos causan repulsion, sumados a una enorme cantidad de cosas hermosas y dolorosas e indeferentes son parametros que nos forman como humanos.
Igualmente, cada uno reacciona diferente a cada estimulo y ahi donde unos caen, otros se fortalecen.
Cada uno afronta la vida a su forma y hay que ver porque reaccionamos asi.
Igualmente es verdad que hay gente que es mejor evitar.
Nunca dejes de vivir Ruben, la vida es hermosa.

tocomocho dijo...

trataré de no dejar de vivir coincidiendo con que la vida es hermosa, pero lo que no sé es cómo hay que hacer.

si te llega alguna cadena de internet que enseñe a nunca dejar de vivir, o un mantra infalible, o cuanto más no sea una fucking píldora, mandámela, que meditaré largamente a ver si hago uso de tal posibilidad.

aunque creo, duk, que la vida es más hermosa cuando sabemos que ésto que hay ahora entre nuestras manos, no es para siempre.

abrazo de plantígrado