6/19/2009

la política está jodida / el poder judicial está podrido / los rentistas dan asco / y yo tengo que alquilar otra casa

con de narváez por tres, o por diez, todavía los doctores frankenstein no pueden hacer un duhalde. no quiero que me gane el optimismo, pero la oposición destituyente es patética. además, lamento no percibir una actitud constructiva en otros actores que considero valiosos. pero no me voy a detener en esto.

fundamentalmente, porque veo con claridad quienes son los dueños de la palabra. quienes son los dueños de la ‘opinión pública’. son ruidosos, escandalosos, violentos, antidemocráticos. son unos cuantos, pero son minoría. y es un pero muy importante, más que nada, si vamos por la plena democracia. aunque...

acá están, quién lo puede negar. hablan todo el día. de hecho, son los únicos que hablan. a mi me tienen fastidiado, más, harto, empachado, indigestado, empalagado, hastiado, atracado. un año y medio de campaña continua no hay conciencia que lo resista. parecen demostrarlo con suficiencia las gafes antidemocráticas que salieron de las voces defensoras de la ofensiva antipopular. la ofensiva antikirchnerista utiliza todos los recursos a su alcance. ¿les alcanzará para seducir a los que tenemos que poner la papela en el sobre? solamente los votos tienen la respuesta. yo, aspiro a que sinceramente no puedan, pero este puto país te hace dudar de vos, de él, de ella. siempre fomentan la cultura de la desconfianza, de la suspicacia, de los celos, de la aprensión.

sea como sea, los tipos quieren plantar todos los escenarios posibles. si pierden por poco, ganaron. si pierden por más, están creciendo. si pierden por mucho, es fraude. yo me indigno, percibo la ignominia descarada. es el máximo poder económico corporativo operando con desvergüenza.

lo que más me duele es que siento que desprecian a la gente, a los que no somos así, especiales, ricos, como ellos. quieren decirme que me entienden, que se ponen en mi lugar, que son como yo. pero yo no les creo, juro que no les creo. me parecen mentirosos profesionales. por eso los repulso. encima, ni siquiera son políticos, son empresarios, vienen del gran capital, vienen de la estratosfera.

a veces, parece que todo es joda, que no hay nada que hacer. que el destino es insondable. yo creo que nosotros hacemos lo que sucede. estoy convencido que nuestra vida es nuestra construcción. cada acto, de cada uno de nosotros, cuenta. vivir, nadie lo hace por nosotros. la responsabilidad es inmensa, total. pero preferimos hacer como sino. como sino tuviera que ver con nosotros. grueso error.

no se les puede regalar el prolífico estado a los dueños del dinero, al contrario, hay que retirarlos de todos los espacios que tomaron por la fuerza. hablan de un capitalismo de amigos. qué quieren decir, que hay que tener un capitalismo de enemigos. ¿el problema es que ellos no son los amigos? yo no sé. pero para mí son gente rara, extraña. y, sinceramente, a cristina la siento mía. siento que juega para mí. ¿puedo decir lo mismo de la albóndiga anaranjada, de alfonsinito, de pichimauida stolbizer, de cizaña cobos, de los inconcebibles, en el sentido de que no los puedo concebir, chicos ricos maravillosos? no, sinceramente, no puedo decir lo mismo. si quieren me putean, me hago responsable.

encima los veo en una publicidad a maría laura santillán y a nelson castro diciéndome: la democracia nos necesita. ¿a quién necesita la democracia? ¿a maría laura santillán? ¿a nelson castro? síiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, grandísimos demócratas. sino fuera por todo lo que les paga por mes el gran multimedio argento. nos dicen: recuperemos la ciudadanía. ¿con vos y con quién más? ¿con de angeli? ¿con reutemann? ¿con duhalde? ¿con de narváez? ¿con luis juez? ¿con la mesa de enlace? yo te digo multimedio, lo que vos decís es todo lo contrario a lo que yo percibo.

¿cuál es el problema de la argentina? ¿el indec? me quieren decir que el problema en la argentina es el indec, pero para mí es poco menos que un chiste, o más decir, antes los problemas eran graves. si el problema en la argentina es el indec, yo me cago de risa. nosotros convivimos con la más conspicua corrupción, el desfalco descarado de lo público, el saqueo de nosotros mismos. a nosotros nos vendieron la voluntad. no es poco.

desde que yo nací, lo que acá primó es la antipolítica: la negación de la discusión, la negación del debate, de la disputa de ideas. acá, lo único que se hizo fue defenestrar a los partidos políticos. y reprimir. ellos son los dueños del miedo. del desastre. ya sabemos todos que ellos son capaces del desastre, de lo inhumano. todo lo que quieren que practiquemos ‘los ciudadanos’ es la antipolítica.

los kirchner pusieron de nuevo la política en el centro del tablero. pero un grupo de pequeños grupos quieren volver a la antipolítica: macri es la antipolítica, michetti es la antipolítica, de narváez es la antipolítica. carrió, con su insistente judicialización de la política, es la antipolítica. encima, dice que no le cree a la justicia, entonces es una paria, una gorda come queso, un cantinflas tostado en pantalla solar.

....

ya van dos publicidades de campaña de de narváez que repulso: la de los cachetazos y el anuncio con el que busca fiscales para las elecciones. son una demostración contundente de la falta de representatividad que tiene el maravilloso chico súper millonario. el chico disney, el chico cris morena de la política (nada más que la cris morena de de narváez es duhalde, que ahora quiere hacer como que lo desconoce).

me gustó un viejo que le dijo a un hombre mayor:
-vos no sé de que hablás, si ustedes no tienen ni fiscales.

ahora, las minorías quieren imponer la denominación ‘estructura política’ como sinónimo de corrupción, pero la estructura política no es más ni menos que la organización de la representatividad de cada candidato y está dada por los partidos políticos. los medios, a los partidos políticos, los llaman ‘estructura política’. y a cualquier gobierno mayoritario, que no sea de su gusto, lo llaman populismo. son sus maneras despectivas para nombrar a la voluntad mayoritaria. acá, en argentina, hace años que se desestructuró a los partidos políticos. el poder minoritario aborrece a los partidos políticos. y se hizo mucho, durante muchos, muchos años, para destruir a los partidos políticos. hoy se ve el germen de la reorganización partidaria, de la reorganización sindical. ojalá se convierta en naturalidad. es imprescindible que los empresarios de las corporaciones dejen de determinar las políticas de estado.

hoy, también, se utilizan muchas palabras que realmente tienen significados distintos, hasta sentidos contrapuestos, al que se les quiere adjudicar. en general son adjetivos, por ejemplo, voto útil. el voto útil no es más ni menos que el voto en contra. para qué buscarle la vuelta, porque si un voto es útil o no, lo dirá quien utiliza el adjetivo. para el que no es votado, no tiene nada de útil. aborrezco la expresión voto útil por ser engañosa, preparada, marketinera, sin espontaneidad. digna de las minorías económicamente poderosas. también podríamos hablar del significado de la palabra liberal y darnos a la discusión de si tiene algo que ver con lo que hoy significa esa palabra. pero no ahora.

vuelvo a mi inquietud: no me gusta es que quieran ganar la elección de puro chamuyo. encima, chamuyo barato. siento que quieren vender un grandísimo, inconmensurable buzón, y andan por ahí diciendo que hay un montón de gente que lo compra. y si un montón de gente lo compra: ¡vos también tenés que comprarlo tonto! ¡no te quedes sin tu buzón! el tipo hace un spot diciendo que no se roben los votos, vamos a contar los votos. ¿qué, hasta ahora no contaban los votos? a mí me avergüenza que un político hable así, que nos trate a todos de fraudulentos, de roba voto.

nos trata a todos como si fuésemos ratas: a los que votamos, a toda la gente que es presidente de mesa, a los fiscales, que se yo, me parece una acusación que falta el respeto a la gente, a la ciudadanía, a la democracia. es que ellos no respetan la democracia cuando no deciden el rumbo, cuando no son los propietarios de la democracia. por eso aman la democracia débil. pero eso que ellos llaman democracia, no es democracia. para mí, eso, es de narváez: publicidad de cachetada y política de cachetada.

una tía mía dice: -dale poder al pendejo millonario, dale posibilidades al ambicioso y potencial suicida, dale la chance de determinar el camino general y, dolorosamente comprobarás, que es un pendejo millonario ambicioso y potencial suicida. yo no te puedo decir cuánto le creo a mi tía. ella no leyó a maquiavelo. y la escucho con atención más que nada por eso: jamás la ví que estuviera leyendo un libro.

otro spot de campaña: una bala se pone blanca, la agarra una mano, la acerca a un pizarrón y la bala empieza a escribir la palabra educación en el pizarrón. una bala que escribe la palabra educación yo diría que es bizarro, si no fuera porque es de mal gusto y, además, arremete contra cualquier concepto de educación. ¿qué, van a meter las ideas a pura bala? ¿van a convertir las balas en ideas? ¿con sus ideas van hacer que una bala de fal se convierta en propuestas educativas? ¿decime ahora, vos pibe chorro, vas a aprender o no, mirá que tengo la tiza bala eh? es un aviso horrible, horrible, es de la coalición cívica y los radicales (como si hubiera alguna diferencia además de los egos -aunque gorilita carrió asumió a pleno la derecha radical-).

otro spot: solá me dice que se anima a cambiar y me reta para ver si yo me animo a cambiar. me invita a cambiar así, como él. no sé como decirlo: es como el que fuma paco y te dice: vení, cambiá como yo. o como si apareciera alguien diciendo: yo me arrodillé y mirá que bien que estoy, hasta salgo en la tele. vos también arrodillate y capaz, en una de esas, salís en la tele. es la política de la pirámide, igual que el fraude financiero, o como el juego del avión, siempre cagan al de abajo. ningún otro va a salir en la tele.

los tipos que tiran para atrás son un puro chamuyo, para peor, chamuyo financiado. en mi barrio se llama chamuyo flaco. quieren enrarecer el clima social de chamuyo, pero cometen un error fatal: hablan para sí mismos. se cuentan su historia a sí mismos y la comentan entre sí mismos. ellos son ellos mismos, y yo, ya lo sé con claridad, porque me lo demostraron reiteradamente durante toda mi vida, no soy ellos mismos. cuando ellos hablan, yo me indigno, les quiero responder, igual que a mi tío. aborrezco que mi tío, que es un pobre como yo, hable igual que estos tarados ricachones, despectivos, despreciativos, miserables, difamadores, intrigantes y, muchos, muchos, perversos. no entiendo como hay gente que quiere ser como ellos.

luis juez se anima a decir que al gobierno hay que doblarle el brazo. gran demócrata. la poesía de amor por la patria democrática brota del hombre que jura su compromiso con la mesa de enlace. córdoba es increíble. parece la tierra nazi argentina. luis juez, sin ponerse colorado, dice que la gente tiene que usar la cabeza durante 26 días. él da por sentado que la gente no usa la cabeza. dice más, dice que la gente tiene que usar la cabeza y un ‘poquito’ el corazón. es un pobre tipo. habla demasiado, además, tiene otro defecto fatal: quiere hacerse el listo. es una máscara muy vulgar para un político, es más apta para un alumno de tercer año de la secundaria.

los golpistas ahora dicen que son golpistas con descaro, con frescura, dirían ellos, con impudicia, digo yo. ya están jugados, hablan solamente para los golpistas, hablan para ellos mismos, para comentarlo entre ellos mismos. kirchner vio antes que nadie el movimiento de la derecha para resurgir al poder del estado argentino, con la valija de antonini. entonces reorganizó el justicialismo y la derecha se dio cuenta que había kirchnerismo para rato. ah, no, eso sí que no, dijeron, kirchnerismo para rato, no. entonces fogonearon descaradamente el conflicto del campo y obligaron a un sector del pobrerío a pulsar para sus intereses. ahora tienen enlazados al macrismo y a la coalición cívica, pero saben que todavía no les alcanza. la realidad, si queremos hacer honor a la realidad, es que no hay ningún otro conflicto que el de querer sacar del medio al gobierno elegido por la mayoría de los que votamos.

hoy, en tono reflexivo, casi pasivo, después de un año de escraches ininterrumpidos, la voz del demonio decía que los escraches no son el camino, que la agresión no es democrática, que los dirigentes rurales no deberían insistir en el camino del apriete físico, pero no porque esté mal, sino porque ahora el oficialismo puede victimizarse. y para hacer honor a la verdad, en el oficialismo nadie se victimizó. la expresión más elocuente fue la que los denominó tilingos. todos los demás repudiaron las actitudes que lesionan la institucionalidad y les dijeron inadaptados.

carrió dijo que el escrache ‘no está bien’, como si fuera la elección entre comer un flan más de postre o no. ‘no está bien’. solamente falta agregarle el pero y la consiguiente justificación. no lilita, vos, que te llenás la boca con tus propias verdades republicanas, al menos deberías decir la verdad: el escrache está mal. es anticonstitucional. es una mierda. es el amedrentamiento de los funcionarios elegidos por el pueblo, que es la aberración en la democracia: la falsa democracia de representantes amedrentados por los dueños del poder. para peor, es un delito flagrante.

pero lo único que se escucha es una tibia reprobación. y el oficialismo, al que todos acusan de autoritario y de apelar a métodos inconsultos, no apela a ningún modo de persecución ni amilanamiento de ninguno de los acérrimos y autodeclarados enemigos políticos. tampoco se observa que presionen a la justicia por sus fallos. se puede afirmar, sin lugar a dudas, que el kirchnerismo produjo los primeros gobiernos no autoritarios de la historia de mi vida. acá, no es poco.

otra cosa, ¿qué mierda es esta discusión sobre las candidaturas testimoniales o no testimoniales? ¿de dónde salen estos cabeza de escritorio para trazar una agenda electoral en términos judiciales? la realidad es que son un mamarracho político. odian la política porque no saben como hacer para que la gente los elija, para que alguien los quiera votar. y por eso judicializan la política. y la mediatizan. ellos pretenden una democracia ilustrada, clasista, y, por supuesto, de la clase de gente que son ellos.

ahora, apelan a sus abogados del diablo tratando de apoderarse del estado, intentando la impugnación de otros candidatos. que puede haber más meritorio y jugado que la postulación de un ex presidente al cargo de diputado nacional. es una apuesta fuerte, es jugarse entero por el proyecto político. cualquier político advierte el valor de los que se exponen a las urnas, y aunque la oposición lo quiere presentar como una trampa política, en realidad, son tipos que se animan a ponerse en juego ante la ciudadanía. se animan a ponerse en juego.

también quieren hacer creer que kirchner plesbicitó la elección legislativa, pero la realidad es que la oposición hace un año y pico que empezó la campaña, desde que asumió cristina que vienen poniendo en tela de juicio la gobernabilidad. encima, la derecha decidió adelantar las elecciones en la capital federal. y cristina les pagó en la misma moneda. ahora llegó el tiempo de las urnas. la oposición viene plesbicitando al gobierno desde el conflicto de la 125. ahora llegó el momento del voto popular. ahora va a jugar el gran jurado, el inapelable (que, sin embargo, también viene siendo apelado desde que asumió cristina).

los medios se empeñan en plantar que el llegó el tiempo del poskirchnerismo. como lo nuevo, como representante del poskirchnerismo quieren plantar a reutemann. sí, sí, dicen todo el tiempo que el neoperonismo son puerta, rodríguez saa, romero, por supuesto, duhalde y, como chico lindo, reutemann. pero la única lástima es que a reutemann no se le para la pija hace rato. y a macri, no le da el placé para peronista.

se saben perdedores en la urnas y con puro chamuyo intentan montar un marco de sospecha sobre la elección. son perversos y no tienen escrúpulos, ellos siempre trabajan para otros. son los bufetes de los dueños del dinero. forman asociaciones de clase y se apoderan de todo. son los dueños de la ley.

el poder judicial es la máxima vergüenza del pueblo argentino. ellos, los que no son yo, también son dueños de la justicia, que, con certeza cabal, se puede llamar injusticia. la nueva corte suprema debería hacerse eco del clamor social por justicia. ¿es que nadie puede ser juez entre sus hermanos? si estos viejos, que fueron elegidos por su impecable currículum, no tienen el valor para modificar la corrupción judicial, si no tienen los cojones, deberían reflexionar seriamente si son dignos ocupantes del espacio social que determina su rol.

.....

cristina es lo más lindo que tuvo nuestra política desde que yo tengo conciencia. es una flor. parece mucho, pero es poético, es una sensación que quiero compartir. en términos políticos es increíble, yo no puedo comprender como le tiran tanta bronca. los gorilas están desbocados, desubicados, lenguaraces, insolentes, dramatizados. los ásperos se creen de nuevo con derecho de decidir que es lo que hay que hacer. y son horribles. y sus voceros son horribles. no tienen gracia. no tienen espíritu. no tienen inteligencia, en el sentido luminoso de la palabra inteligencia, la inteligencia que pone luz en lo que no se veía, inteligencia en el sentido de comprensión. solamente muestran avidez, codicia, concupiscencia, voracidad. lo que no es de ellos, lo destruyen. y jamás lo de ellos es de todos.

......

el tipo de la inmobiliaria me dice:
-hay que pagar un mes anticipado, un mes de depósito y dos meses de comisión.
-¿dos meses de comisión?
-sí, dos meses de comisión.
-¿y por qué?
-porque así hacemos acá.
malditos rentistas.

2 comentarios:

Luz dijo...

Amigo Tocomocho
Imagino que de mudanza, debe ser bravo ocuparse del blog...pero me hace falta su opinión sobre los acontecimientos del 28 de junio.

Haga el esfuerzo.
Un abrazo

eltocomocho dijo...

qué te puedo decir queridísima luzbe si ya dije todo antes del 28.
pero como siempre tengo la posibilidad de reiterarme, me reitero:

aspereza
les dieron de comer de nuevo.
ahora, los ásperos, se creen con derecho.
todos los vamos a sufrir.