11/12/2007

¿por qué no nos meten un pajita en la vena y nos chupan toda la sangre junta?

beatificaron a ceferino namuncurá. ceferino, el niño mapuche, es beato. la iglesia católica dice que ceferino, el indio, es su representante.

¡qué contentos andarán los mapuches! ahora sí que van camino a tener un santo de la santa iglesia ¡qué orgullosos andarán! seguro que están realizando grandes festejos, algún impresionante concilio, ritos y devociones. sí, los mapuches ya tienen un beato, deben andar cantando aleluya aleluya por la patagonia.

¡loado sea el señor que me pisa la cabeza!

¡alabados los que me destruyen y exterminan!

¡hossana los dueños de mi tierra!

¡benditos sean los que me reducen a la nada!

¡y recontrabendita sea la non santa iglesia católica porque en sus pasillos caminan de la mano el beato mapuche y escriva de balaguer!

algunas bendiciones se parecen mucho a una maldición.

....


si tenés tu plata en algún banco del citigroup u operás con goldman sachs date una vueltita a contar tus billetes, porque puede que ya no valgan lo que vos creés.

y los fondos de jubilación privados ¿tendrán toda tu platita? ¿y cuándo seas viejito, la tendrán?

y las a.r.t.?! dicen que tu vida vale 80.000 pesos! claro, eso si la perdés toda junta, pero si perdés un bracito, o una piernita, vale menos, vistes....

y las empresas de medicina prepaga se preguntan: ¿debe la medicina prepaga cubrir tal o cual enfermedad? somos la medicina privada, vistes...

¿trastornos alimenticios? no, vistes...
¿sida? no, vistes...
¿prótesis? no, vistes...
¿psicólogo? no, vistes...
¿dentista? no, vistes, se paga aparte... pero eso sí, si tiene gripe, le cubrimos todo. además, no tiene porqué preocuparse por nada, nuestros velorios son de primera categoría.

por su parte, la educación privada está preparando un nuevo abecedario: los que pagan la cuota aprenden de la a a la z, los que deben algunas cuotas, aprenden menos, digamos aprenden hasta la s, qué bien se las puede arreglar un pobre sin tantas letras. y si no pagan nunca, jamás pasarán de la c, si a la final, para qué le puede servir el resto del alfabeto a un indigente.

el mismo sistema se implementará para todas las materias. y para los que no puedan pagar ni siquiera la matrícula, por muy poco dinero, recibirán clases de analfabetismo! no es un amor!!!!

....

ahora te podés afeitar como tiger woods, roger federer y thierry henry. claro, ya que sos un patadura en el fútbol, un croto jugando al tenis y lo único que hiciste en el golf es ver a otros jugando en la tele, ahora por lo menos te vas a poder afeitar como los mejores.

y ya que nunca vas a ser como ellos, ahora por lo menos, vos ningunidad absoluta, coleccionista de derrotas, reproductor del genoma de la inutilidad, por lo menos ahora, te podés afeitar como los que ganan, como los que acaparan montones de grand slam, como un verdadero campeón del mundo, es decir, como alguien que bien vale la pena y no una nada ambulante como vos.

y para terminar bien tu historia, con tu nueva maquinita, tu novia se va a afeitar las piernas como nicole kidman, la concha como pamela sue anderson y las axilas como madonna... para después abandonarte por uno que se la coja bien.

pero las primeras marcas no te van a dejar abandonado así como así, por eso, siempre tendrás la chance de desarmar la maquinita a martillazos y con su triple filo ultra resistente, que no se oxida jamás, te cortás primero la poronga y después las venas.

y, quién te dice que algún día roger, tiger o thierry también decidan cortarse las venas, después de que sus novias se hayan afeitado las piernas como...

entonces, cuando te encuentres con ellos en el infierno, te dirán: viste tonto que somos todos iguales.

3 comentarios:

LuzVelita dijo...

Ay Tocomocho, ya estás enojado...
pero tenés toda la razón, viejo
Un abrazo

Frescura dijo...

cuánto sarcasmo che, y cuanta razón!

tocomocho dijo...

oh, llegaron las chicas, y yo así, enojado, sarcástico y con la toalla en la cintura.

y se los advierto, ya me di cuenta de que vienen acá todas a darme la razón, como a los locos, sí, es una conspiración en mi contra (el autor mira desconfiado hacia todos lados, se arranca las vestiduras y se trepa al árbol más alto del barrio al grito de: no estoy loco! no estoy loco!)