12/14/2005

Si lo patético puede ser gracioso, las editoriales de La Nación son lo más gracioso de la web


Fotografía exclusiva de eltocomocho: El diario La Nación tal cual lo hubiese editado el editorialista.

El diario La Nación hoy defiende a José María Dagnino (dañino en argentino) Pastore porque lo excluyeron como profesor de una maestría en la Facultad de Derecho de Buenos Aires (UBA).
Ahora, uno se pregunta ¿Qué mierda tiene que hacer enseñando en una maestría de derecho un tipo que fue ministro de la dictadura militar? Puede que Dañino sepa mucho de derecho, lástima que antes que practicarlo prefiere prohibirlo. Y digo yo, no sé, vistes, ¿El Dañino Pastore no estará cobrando jubilación como ex ministro del gobierno que abolió el estado de derecho?

La nota editorial de La Nación se titula: Intolerancia y persecución ideológica, y además de defender al Dañino, incluye en la defensa a un general de brigada pasado a retiro y la impugnación de Patti para asumir como diputado.

Hoy, La Nación alega intolerancia y persecución ideológica para defender a los intolerantes y a los aniquiladores de la verdad. Y no puedo menos que destacar la consistencia del pasquín porque cuando los intolerantes aniquilaron la verdad, la justicia y la libertad, La Nación también los defendió.

He aquí un fragmento de la editorial de La Nación al día siguiente del golpe de estado con que comenzó el nefasto proceso de reorganización nacional:
(…) “la crisis ha culminado. No hay sorpresa en la Nación ante la caída de un gobierno que estaba muerto mucho antes de su eliminación por vía de un cambio como el que se ha operado. En lugar de aquella sorpresa hay enorme expectación. Todos sabemos que se necesitan planes sólidos para facilitar la rehabilitación material y moral de una comunidad herida por demasiados fracasos y dominada por un escepticismo contaminante. Precisamente, por la magnitud de la tarea por emprender la primera condición es que se afianze en las FFAA la cohesión con la cual han actuado hasta aquí. Hay un país que tiene valiosas reservas de confianza, pero también un terrorismo en acecho”.

A La Nación no la sorprendió un golpe de estado sino que le produjo una gran expectación la caída de un gobierno y pidió planes sólidos que las FFAA se encargaron de llevar a cabo, con el apoyo incondicional del diario La Nación.

La nota editorial está publicada acá: http://www.lanacion.com.ar/764610

Un profundo análisis de los editoriales de La Nación en marzo de 1976, aparece publicado en:
http://www.desmemoria.com.ar/la_nacion.htm

2 comentarios:

Luzbe dijo...

Toco...
vos también que te leés La Nación... ¿querés una úlcera perforada antes de los 50 años?

A todo esto, ¿viste por la tele las expresiones de Marianito Grondona cuando defendía a Patti, diciendo que no sabìa quién era más fascista?

¿y cuando dijo que los desaparecidos son 8000, el resto el camelo?

A mi esas cosas antes me dejaban con dolor de muelas, ahora ya no... aunque me gustaría organizar un escrachecito al Marianito tan engolado él y arrojarle unos huevitos podridos, no?

tocomocho dijo...

tenés razón luzbe, me busco solo la úlcera, pero no puedo resistirme a leer lo que piensan los impresentables.
inmundo marianín se merece el escrache, los huevazos y mi repudio más íntimo.
güeviemos al güevón
Luzbe, me encanta tu blog y ya es link en eltocomocho.
saludos muchos